Este poema lo ha escrito la poeta Hebe Muñoz en memoria del extraordinario poeta venezolano Armando Rojas Guardia (1948-2020) con ocasión de cumplirse el pasado 9 de julio el primer año de su luctuoso deceso.

En la imagen, el poeta Armando Rojas Guardia (izq.) con el poeta italiano Francesco Nigri. Génova. Italia. Foto © 2018 de Hebe Muñoz.

No hay lugar 
donde uno pueda esconderse
cuando el dolor 
llega de repente

No hay rostro que se voltee
para evitar las lágrimas
cuando borbotean sin fin

No hay mirada 
que escape a la tristeza
de verla en todas las cosas
extendida como una sombra

No hay pecho que resista
el acantilado vacío
que deja una ausencia

No existe una sola palabra
para describir el tremor del alma
que despide el vuelo de otra alma

No hay comas ni puntos
que ayuden a un respiro angustiado
para que haga una pausa

Ni puntos exclamativos
mucho menos interrogativos
que respondan a la soledad redonda
que deja un cariño
cuando se le caen sus hojas

No hay puntos suspensivos

No por ahora

©2021 Hebe Muñoz, texto e imagen.


Hebe Muñoz. Poeta ítalo-venezolana. Profesora de idiomas. Autora del blog poético Impressioni e certezze. Ha publicado Pegasa. Renacida de las aguas (Feltrinelli. 2014), Escuderos de la libertad (Feltrinelli 2018) y Exiliados. Historia de la diáspora venezolana en Italia (Mondadori, 2019. Ha participado como poeta invitada en diversas antologías internacionales y en distintos festivales internacionales y jammings poéticos, en vivo y online. Ha colaborado con diversas antologías poéticas de carácter artístico y en proyectos humanitarios. Ha sido entrevistada por distintas revistas digitales, venezolanas e internacionales, entre ellas Lumière Internationales Magazine (Francia).